Turismo activo:

El turismo activo es una clase de turismo que basa su finalidad en la ejecución de actividades mayoritariamente deportivas o de aventuras.
Existen muchas clases de turismo dependiendo de la finalidad y de los objetivos de los turistas. Hay turistas que entienden el concepto de turismo como el hecho de realizar visitas a diferentes lugares y ciudades del mundo para ver y conocer nuevos lugares, nuevas obras de arte, otras culturas, etc. Por otro lado también existe aquél turismo que tiene como objetivo principal el descanso y que normalmente acostumbran a frecuentar lujosos hoteles o balnearios. A diferencia de otros tipos de turismo el turismo activo se centra en proporcionar, no solo nuevos lugares que visitar o gente a la que conocer, sino que también ofrece gran variedad de actividades basadas en la realización de deportes de riesgo y deportes de aventura como ráfting, montañismo, parapente, caída libre, etc.
En pocas ocasiones es necesario algún tipo de documentación o titulación para poder realizar estas actividades, aunque en los casos es aconsejable e incluso obligatorio ir acompañado de un tutor, técnico o monitor que ayude y guíe a los turistas en los pasos a seguir para poder realizar las actividades propias del turismo activo con el menor riesgo posible.
Los lugares más frecuentados para realizar las actividades propias del turismo activo, no son ciudades sino entornos naturales que propicien y faciliten la realización de éstas. La montaña, los ríos, los acantilados o el espacio aéreo son los sitios predilectos de los amantes del turismo de aventura que no solo ansían la actividad y el deporte sino que además quieren estar rodeados de naturaleza.
Existen muchos lugares y entornos naturales en los que practicar estos deportes y actividades y en casi todos ellos existen alguna casa, refugio o albergue en los que hospedarse durante el tiempo que duren las expediciones. En otros casos también es frecuente encontrar algún camping de montaña en los que no faltan los servicios necesarios para poder pasar un tiempo ilimitado practicando el turismo activo.

Ventajas Turismo activo: Para los amantes de la naturaleza y el deporte el turismo activo es uno de sus favoritos ya que les proporciona la oportunidad de conocer nuevos lugares, nueva gente, nuevas costumbres, nuevas culturas y todo ello haciendo lo que más les gusta, deportes de aventura o de riesgo o todas aquellas actividades propias del turismo de aventura.

Desventajas Turismo activo: La oferta de actividades del turismo activo acostumbra a ser amplia aunque la realización de dichas actividades comportan un riesgo y un equipamiento que las hacer ser, en algunos casos, actividades caras. Por otro lado, el peligro y el riesgo que representa la realización de ciertas actividades es considerable con lo cual es necesario disponer de conocimientos a cerca de aquellas actividades o bien tener algún monitor que ayude en la ejecución de éstas.