Autobuses:

El autobús es unos de los transportes públicos más utilizados por aquellas personas que se desplazan por las grandes ciudades.
Los autobuses son aquellos vehículos que se acostumbran a destinar a fines públicos por el hecho que puede albergar gran numero de personas en su interior y desplazarse
Existen muchas compañías de autobús que trazan sus recorridos y ponen al servicio de las personas, una serie de líneas que, repartidas geográficamente, ocupan toda una zona. Algunas compañías de autobuses se centran en los trayectos de una localidad o de una gran ciudad mientras que existen otras compañías que ofrecen servicios de autobús que hacen recorridos de una región a otra permitiendo a sus usuarios, poder recorrer largas distancias con un mismo transporte.
Generalmente, los autobuses tienen un recorrido muy específico que siempre siguen y que les obliga a pasar por todas y cada una de las paradas existentes permitiendo que la gente que lo necesite pueda subir o bajar del medio de transporte.
Los autobuses tienen una capacidad para transportar gente muy limitada y además dispone, generalmente, de dos espacios, en uno de ellos están los asientos mientras que el resto del autobús es un espacio vacío para aquellas personas que vayan de pié. En la mayoría de autobuses existen una parte de los asientos que están reservados para aquellas personas que presentan algún tipo de dificultad para realizar el recorrido de pié y estas personas tienen preferencia ante el resto. Por otro lado, muchos autobuses disponen de recursos (rampas, cinturones, etc.) para poder asegurar al bienestar y poder impedir que las personas que presentan algún tipo de dificultad de movimiento no puedan desplazarse con libertad por el interior del vehículo.

Ventajas Autobuses: Los autobuses representan un medio de transporte muy útil para todas aquellas personas que se desplazan en grandes ciudades donde la densidad de transito impide una circulación fluida en coche o vehiculo particular.

Desventajas Autobuses: Las principales desventajas de coger un autobús son, por un lado la limitación de espacio que muchas veces es superada por la cantidad de gente que desea viajar en él, y por otro lado el hecho que muchas de sus estaciones o paradas pueden quedar relativamente lejos del lugar en el que uno se encuentra.