Reservas:

Una reserva de hotel, es un trato que se lleva a cavo entre el solicitante o huésped y la administración o encargados del hotel. En este trato el hotel se compromete a reservar una cantidad de servicios durante un tiempo determinado al grupo de personas que lo solicitan.
Para llevar a cavo una reserva en un hotel, es necesario saber cuando hay que ir, por lo menos el día de llegada y aproximadamente el día de salida y cuantas personas cubren la reserva.
La reserva de las habitaciones de un hotel puede efectuarse básicamente a través de la línea telefónica, personalmente y, cada vez más, pueden efectuarse a través de Internet en caso que el hotel disponga de página web o de algún servicio relacionado. Para llevar a cavo la reserva, también es necesario disponer de algún documento acreditativo de las personas que cubren la reserva o bien de la persona que la lleva a cavo. Entre estos documentos, los más solicitados acostumbran a ser el DNI y el número de teléfono o de contacto de la persona.
En muchos casos, en el momento que se solicita una reserva de hotel, hay que pagar parte del coste del alojamiento como paga y señal asegurando la asistencia en el hotel durante los días que se han reservado.

Ventajas Reservas: Las reservas aseguran a los asistentes todos aquellos servicios que necesitan para poder pasar el tiempo solicitado en el hotel sin el riesgo de poderse quedar sin habitaciones disponibles, cosa que acostumbra a pasar en sitios donde acude gran cantidad de gente en temporadas altas.

Desventajas Reservas: La principal desventaja que puede suponer el hecho de reservar una habitación, es que hay que realizar la reserva con un tiempo de antelación y saber con exactitud para qué días se hace la reserva. Esto puede suponer, que en el caso de haber algún cambio en las fechas o cualquier tipo de cambio que pueda afectar la reserva, ésta no se pueda cambiar y no hagan devoluciones de la paga y señal.

Más información sobre Reservas: Reservas de Hoteles